La juventud revolucionaria anticapitalista rinde homenaje a León Trotsky en el 75 aniversario de su asesinato

11870806_1618774925063599_7209646901051659544_n

Este 20 de agosto a las 3:30pm en el Teatro Alameda de San Agustin, compañeros que integran la LTS y Barricada, hacemos una invitación publica a una charla/conversatorio para reivindicar a quien fuera uno de los principales dirigentes revolucionarias de la causa por la revolución proletaria y el comunismo. Este 75 aniversario del asesinato del revolucionario ruso León Trotsky, se inscribe en momentos históricos que, dimensionados en su perspectiva, plantean la reapertura de las condiciones objetivas para la revolución. La crisis capitalista, las contradicciones interimperialistas y el reanimamiento de la lucha de clases, y la necesidad de profundos cambios. Entre estos, la posibilidad real de grandes y verdaderas revoluciones sociales. Aunque también la posibilidad de importantes derrotas o mayores penurias y sufrimientos para las clases explotadas y pueblos del mundo en general. ¡ La pregunta obligada en este contexto es ¿Por qué Trotsky? ¿Por qué se hace necesaria una reivindicación de su práctica y la recreación de su pensamiento.

En primer lugar porque su vida, su rol en la revolución de octubre y su práctica revolucionaria han sido oscurecidas por la infamia. El estalinismo, en su voluntad de destruir cualquier tipo de oposición al interior de la Unión Soviética, intentó liquidar la herencia del bolchevismo, llamando a los más destacados dirigentes y militantes de la revolución de octubre “trotskistas”. Fabricó una historia que preparó las condiciones para perseguir, deportar, asesinar y acallar toda disidencia al interior y exterior de Rusia. Para quitar todo el filo revolucionario a la herencia del propio Lenin, construyó estatuas, lo embalsamó, erigió monumentos: la piedra y el concreto escondieron la verdadera enseñanza del autor de las Tesis de abril. Trotsky, por su parte, fue borrado de la historia, cientos de documentos fueron falsificados, el testamento de Lenin fue proscrito en la URSS. Aún ahora, hace apenas unos meses, fue reeditada la biografía sobre Trotsky del historiador Robert Service, con la anuencia de una importante casa editorial; un texto plagado de mentiras, tergiversaciones y errores groseros sobre el jefe del ejército rojo.

Hay algo fundamental, pero que no es evidente, menos en nuestro país donde –por diversas circunstancias históricas– el “marxismo” que comúnmente se conoció fue precisamente toda la deformación y falseamiento venido de la contrarrevolución burocrática que se instaló en la Unión Soviética. Ese algo es que el pensamiento y la acción política desarrollada por León Trotsky, por representar la continuidad con la perspectiva revolucionaria del marxismo, de todas las corrientes que actualmente de reivindican “marxistas”, es el trotskismo la única corriente que mantiene en pie la perspectiva de la emancipación social y política de los trabajadores y trabajadoras como una necesidad y posibilidad real para la actualidad, no para dentro de cien años o para futuras “etapas” obligadas que la historia se supone debe cumplir “antes” de que las mayorías trabajadoras y empobrecidas puedan plantearse su propio orden social y su propio poder político. 

Es Trotsky quien dio un durísimo combate contra la reaccionaria teoría del socialismo en un solo país que pretendía ser la cobertura ideológica del conservadurismo burocrático. Quien defendió a sangre y fuego la democracia obrera, el pluripartidismo soviético y la necesidad de profundizar las medidas socialistas en Rusia a la vez de impulsar la revolución internacional, como salvaguarda de la propia Unión Soviética y como tarea central del comunismo. Fue Trotsky, finalmente, quien propuso el programa de revolución política, entendido como la lucha económica y política contra la burocracia parasitaria. El estalinismo pudo encerrar en los campos de concentración a los llamados trotskistas, asesinar a sus dirigentes u orillarlos a la muerte, pero en definitiva no liquidó sus ideas, ni pudo evitar que los herederos de la revolución de los soviets, mantuvieran limpias las banderas del comunismo, durante la larga noche estalinista.

Bajo esta perspectiva, la acción política y la teoría marxista configuran una unidad indivisible, subordinada a la resolución de las tareas concretas de un momento histórico concreto, caracterizadas por la vigencia de la revolución proletaria, etapa que desde nuestro punto de vista se mantiene. Surge un marxismo con preponderancia estratégica que para nosotros es lo que define al marxismo revolucionario en nuestros días y Trotsky, sin lugar a dudas, es uno de sus principales exponentes.

Porque, desde nuestro punto de vista, el marxismo encarna la síntesis teórico práctica de las experiencias del proletariado de más de 150 años de historia, que implica, en su manifestación práctica contemporánea, la vigencia de la lucha por la toma del poder, la construcción de estados revolucionarios, democráticamente organizados, transicionales, que expropien el conjunto de los medios de producción y dispongan la riqueza para satisfacer las grandes necesidades sociales.

La reivindicación que hacemos miles de marxistas revolucionarios a los largo del mundo en la conmemoración de su asesinato, nada tiene que ver con el “culto a la personalidad” que durante el dominio burocrático de la Unión Soviética se realizó desde el Estado, para darle “barniz de idolatría religiosa” a los intereses de la casta encabezada por Stalin. Nuestro homenaje está al servicio, en cambio, de fortalecer las tareas y la estrategia de la revolución socialista en el presente.

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de Barricada Juventud Revolucionaria

Una organización juvenil revolucionaria, de estudiantes y estudiantes/trabajadores, por ahora fundamentalmente de la UCV, de diversas carreras (Historia, Sociología, Estudios Políticos, etc.) donde confluimos compañeros que militan en la LTS (Liga de Trabajadores por el Socialismo) e independientes, que coincide en el objetivo estratégico de acabar con esta sociedad de clases, de destruir al Estado de los patrones y conquistar un orden social sin explotados ni explotadores. Quienes impulsamos esta agrupación apostamos al desarrollo de una militancia juvenil verdaderamente rebelde y revolucionaria, anti sistema, que no tenga nada que obedecerle ni deberle a ninguna institución del sistema capitalista, a ninguno de los poderes de la sociedad burguesa, que no comulgue con ningún proyecto burgués ni se subordine al Estado.
Esta entrada fue publicada en Movimiento obrero y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s