“Ellos se atrevieron” La Revolución Rusa de 1917 ¡Documental completo!

 

“Combatir las falsificaciones sobre la Revolución Rusa tanto en las palabras como en las imágenes”

Con la sala colmada del cine Gaumont, se estrenó este lunes 12 el film de Contraimagen y el Instituto del Pensamiento Socialista Karl Marx en el 90º aniversario de la Revolución Rusa. La concurrencia combinó una fuerte presencia de jóvenes trabajadores y estudiantes con profesores universitarios, escritores como Andrés Rivera y Martín Kohan, y un amplio espectro de dirigentes marxistas de los ‘70 y militantes de casi todas las corrientes de izquierda de la actualidad.

Ellos se atrevieron

Entrevistamos a tres de sus realizadores miembros del Grupo Contraimagen. Como ellos definen, “la realización de la película fue colectiva, hecha por todo el grupo. Una realización así cambia roles constantemente: así el montaje, la investigación, el sonido, la búsqueda de archivo, la financiación, el copiado, etc. todo el trabajo va rotando constantemente”.

La película fue coordinada por Victorio Deleonardis, Javier Gabino y Martín Yañez junto a Carlos Braun, Violeta Bruck, Gabriela Jaime y muchos otros compañeros. El guión fue elaborado por Contraimagen junto al Instituto del Pensamiento Socialista Karl Marx que aportó con la investigación histórica de la Revolución y la crítica a partir de proyecciones previas.

¿Cómo surgió la idea del film?

Javier Gabino: Este año se cumplen 90 años de la gran revolución, desde el año pasado el IPS venía programando actividades y surgió la idea de esta producción común. Fue muy bien recibida, al estreno asistieron más de 350 personas y otro tanto al día siguiente en el Hotel Bauen, un público de distintas generaciones.

Victorio Deleonardis: Desde Contraimagen nos planteamos producir documentales sobre la historia de las revoluciones, además de los que hacemos sobre las luchas y conflictos actuales. El año pasado realizamos el documental “Revolución y Guerra Civil en España” y estamos produciendo otro documental sobre los años ‘70 en Argentina. Al cumplirse 90 años de la Revolución Rusa queríamos hacer un film que reivindicara esta gran gesta que influyó durante todo el siglo XX. Una frase de la película dice: “Recuperar la memoria revolucionaria para preparar la victoria del mañana”. Ese es el objetivo central.

¿Cuál fue el principal desafío que les planteó la realización de la película? ¿Con qué escollos se encontraron?

Martin Yañez: Cuando encaramos el guión uno de los principales desafíos fue asumir que debíamos combatir con un basural de falsificaciones stalinistas y burguesas sobre la revolución que se volvieron “sentido común”. Esto es tan fuerte en las imágenes como en las palabras. El stalinismo reescribió los hechos en su versión de la historia, quitó el protagonismo de las masas, de los soviets y de los verdaderos dirigentes. De Lenin se hizo un enorme “culto a la personalidad” que el propio Lenin repudiaba, y por supuesto se negó a Trotsky. En los años ‘90 y ahora, produjeron y producen todo tipo de documentales que se difunden en la TV en los canales de “historia”, para identificar la Revolución, al partido bolchevique y a Lenin con la barbarie stalinista posterior. 
El principal escollo entonces fue quitar todas esas falsificaciones, pero esto que en la investigación histórica para escribir un libro puede resolverse apelando a autores y textos revolucionarios, por ejemplo a León Trotsky y su Historia de la Revolucion Rusa, no resuelve el problema para una película. Nosotros trabajamos con imágenes, las imágenes que no están no pueden suplantarse, están perdidas.

JG: El stalinismo hizo un trabajo de destrucción de las imágenes en dos sentidos: en uno borró literalmente de las fotos a dirigentes como León Trotsky y otros, destruyó el archivo fílmi falsificó la historia con películas de lo que se llamó el “realismo socialista”, que no hacían más que crear el mito del gran jefe Stalin. Por otro lado “resignificó” las imágenes de la revolución, los símbolos revolucionarios desde la hoz y el martillo, la bandera roja, las canciones revolucionarias o lo que sería un genuino y merecido homenaje a grandes personalidades como Lenin, todo esto hoy está colado a través del sentido que le dio la reaccionaria burocracia stalinista de la URSS en el poder. 
El trabajo entonces fue doble, buscar archivo donde sea y buscar darle un sentido verdadero, a imágenes que a nivel de masas tienen hoy otro sentido. Este problema se presentó sobre todo con Lenin ¿cómo decir sin más el lugar destacado que tuvo en la revolución sin ser tomado como un “culto a la personalidad”? Tuvimos que sacarnos nosotros mismos los prejuicios.

¿Qué pretenden destacar con la película de la Revolución Rusa?

VD: La RevoluciónRusa fue un enorme grito de esperanza para todos los trabajadores y los pueblos oprimidos del mundo, que transmitió en sus inicios una idea universal de libertad, paz y fraternidad entre los pueblos en camino al socialismo, pero que sólo podía lograrse a través de la insurrección armada y la guerra civil declarada de los trabajadores y los campesinos del mundo contra sus opresores capitalistas. Un llamado a terminar con la explotación del hombre por el hombre a través de la acción revolucionaria.

MY: Otro punto clave que nos propusimos destacar es rescatar la organización de los obreros socialistas y los intelectuales marxistas en un partido revolucionario preparado para la lucha en distintas situaciones, de dictadura abierta o de más libertades democráticas, pero sin perder nunca el horizonte de “terminar con el régimen social que obliga a los desposeídos a venderse a los ricos”, como tomamos de los textos de Lenin en la película. De allí que el Soviet es una experiencia clave que reflejamos, como una creación genuina de los trabajadores y el pueblo ruso desde la gran revolución derrotada de 1905.

¿Con qué textos e imágenes documentales y de ficción trabajaron?

MY: El relato de la película está construido en base a escritos revolucionarios de León Trotsky, Lenin, Rosa Luxemburgo y poesías de Maiakovski y otros autores. La historia de la Revolución Rusa de León Trotsky fue el más importante, para nosotros, ya que es genial en todo el relato y la descripción de los fenómenos sociales, políticos y de lucha de clases, un libro “cinematográfico”, como se ha dicho tantas veces. De Lenin, Rosa Luxemburgo, y nuevamente de Trotsky utilizamos varias declaraciones de la época, sus balances sobre 1905. Utilizamos también otros relatos, entre los más importantes, Diez días que conmovieron al mundo de John Reed, o El Partido Bolchevique de Pierre Broue, y además adaptamos al guión poemas de Vladimir Maiacovski y otros autores.

JG: La película está construida en base al archivo documental existente que no es mucho y fragmentos de escenas de films soviéticos. Las imágenes documentales fueron utilizadas respetando su lugar y momento histórico; las de ficción las resignificamos más allá de su sentido en la película original, para que nos ayude a contar la historia o dar un valor dramático.

VD: El documental de Esther Shub “La caída de la dinastía Romanov” es fuente de archivo para casi todos los documentales que hay de Rusia, pero también buscamos archivos y los descubrimos en distintos sitios y films incluso contrarios a la revolución. La Revolución de Febrero está bastante registrada, así como hay registro de los años previos y la vida del Zar que gustaba filmarse él y su corte disfrutando del ocio. También utilizamos animaciones realizadas en la época de la cual destacamos una del cineasta revolucionario ruso Dziga Vertov.

En la película se destacan las voces de Eduardo Pavlovski y Silvia Legaspi, ¿Cómo surgió la posibilidad de trabajar con ellos?

JG: La verdad que su colaboración fue muy importante y estamos muy agradecidos. En un documental así, la voz en off que iba a ser muy preponderante, por ser un documental basado en el montaje de archivo y de films soviéticos; tenía que tener mucha vida y dramatismo. No queríamos una voz neutral de locutor. Y pensamos siempre en dos voces una femenina y otra masculina. El resultado fue maravilloso. Le otorgan al relato una emotividad y dramatismo muy profundos. Primero hablamos con Tato que a pesar de su poco tiempo disponible y su popularidad como actor, aceptó en darle voz a la Revolución Rusa entusiasmado con el guión que le gustó mucho. Luego por su intermedio conocimos a Silvia, actriz que trabaja con Norman Briski, que también nos aportó un montón y resultaron complementarse muy bien entre ambos.

 

IPS . Instituto Pensamiento Socialista Karl Marx

http://www.ips.org.ar/

Anuncios

Acerca de Barricada Juventud Revolucionaria

Una organización juvenil revolucionaria, de estudiantes y estudiantes/trabajadores, por ahora fundamentalmente de la UCV, de diversas carreras (Historia, Sociología, Estudios Políticos, etc.) donde confluimos compañeros que militan en la LTS (Liga de Trabajadores por el Socialismo) e independientes, que coincide en el objetivo estratégico de acabar con esta sociedad de clases, de destruir al Estado de los patrones y conquistar un orden social sin explotados ni explotadores. Quienes impulsamos esta agrupación apostamos al desarrollo de una militancia juvenil verdaderamente rebelde y revolucionaria, anti sistema, que no tenga nada que obedecerle ni deberle a ninguna institución del sistema capitalista, a ninguno de los poderes de la sociedad burguesa, que no comulgue con ningún proyecto burgués ni se subordine al Estado.
Vídeo | Esta entrada fue publicada en Videos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s