¡Hay que pararle la mano al imperialismo!

La noticia estremece al mundo. Obama encabeza una nueva misión para “salvar los derechos humanos” y protegernos de las “armas químicas” (como tantas otras veces lo han hecho del “narcotráfico”, o del “terrorismo”). Siempre el mismo discurso acompaña a las bombas. Preparen, apunten: ¡democracia! Y así fue desde el 2001 contra Afganistán, 2003 contra Irak o 2011 en la intervención en Libia junto a la OTAN[1]. Lo mismo en los innumerables ataques del Estado de Israel a los pueblos del Líbano y Palestina. Cuando se ponen en juego sus intereses, el imperialismo muestra hasta dónde es capaz de llegar…

Inminente ataque a Siria

EEUU tiene buques de guerra en el Mediterráneo con al menos 400 misiles Tomahawks, apuntando a territorio sirio. Otro tanto pusieron Francia y Gran Bretaña, con el aval de Italia, Alemania, Canadá, Arabia Saudita, Qatar, Turquía y Jordania. Más allá de que aún no logra el aval internacional (tanto por el rechazo popular a la intervención, como a la incertidumbre de lo que sucedería el día después) la Casa Blanca anunció que no quiere esperar el visto bueno de la ONU[2] para iniciar un ataque contra Siria. La excusa es que la dictadura de Bashar al Assad habría utilizado armas químicas contra el pueblo sirio. El verdadero problema de fondo es que el imperialismo perdió el control de la región. En Siria, lo que empezó en 2011 como un levantamiento popular contra la brutal dictadura de al Assad, enmarcado en la “primavera árabe” y motorizado por la enorme pobreza y desocupación, terminó en una guerra civil abierta, aprovechada por distintas potencias para profundizar su injerencia. ¡Hay que impedir la intervención imperialista en Siria! Los revolucionarios repudiamos cualquier ataque imperialista, pero no apoyamos al gobierno de al Assad (como hacen por ejemplo los chavistas), que ahogó en sangre los levantamientos del pueblo. Sólo los trabajadores y el pueblo tienen derecho a derrocarlo e imponer su propio gobierno.

Golpe militar en Egipto

Desde el 3 de julio pasado hay un golpe cívico-militar en curso en Egipto, encabezado por el presidente de la Corte Suprema, Adi Mansur, y el jefe del ejército Al Sissi. El golpe, apoyado por la monarquía de Arabia Saudita y el Estado de Israel, fue la última carta que jugó el régimen para derrotar el proceso revolucionario iniciado a comienzos del 2011. Por ese entonces, frente a la crisis capitalista y el aumento en los costos de vida, grandes movilizaciones de masas, que incluyeron importantes huelgas como la de los trabajadores del canal de Suez, tiraron abajo la dictadura de Mubarak, un histórico sirviente de los yanquis (quienes financiaron y financian aún hoy al ejército egipcio). Desde ese entonces el régimen intentó desviar el profundo proceso que se vivía tanto en las clases medias como en importantes sectores del movimiento obrero. Ese objetivo tuvo el gobierno de Morsi, de la Hermandad Musulmana, una organización islámica con amplio apoyo popular. Sin embargo, ese gobierno, a pesar de lograr una nueva constitución, profundizó el deterioro de las condiciones de vida y no pudo contener un nuevo descontento, que fue utilizado como base para el golpe militar.

Hoy el régimen golpista muestra su verdadero rostro reaccionario, asesinando alrededor de 1.000 simpatizantes de la Hermandad Musulmana. Mientras tanto, EEUU sigue financiando al ejército. ¡Abajo el golpe en Egipto! Por una asamblea constituyente revolucionaria libre y soberana, por un gobierno de los trabajadores y el pueblo.

Anuncios

Acerca de Barricada Juventud Revolucionaria

Una organización juvenil revolucionaria, de estudiantes y estudiantes/trabajadores, por ahora fundamentalmente de la UCV, de diversas carreras (Historia, Sociología, Estudios Políticos, etc.) donde confluimos compañeros que militan en la LTS (Liga de Trabajadores por el Socialismo) e independientes, que coincide en el objetivo estratégico de acabar con esta sociedad de clases, de destruir al Estado de los patrones y conquistar un orden social sin explotados ni explotadores. Quienes impulsamos esta agrupación apostamos al desarrollo de una militancia juvenil verdaderamente rebelde y revolucionaria, anti sistema, que no tenga nada que obedecerle ni deberle a ninguna institución del sistema capitalista, a ninguno de los poderes de la sociedad burguesa, que no comulgue con ningún proyecto burgués ni se subordine al Estado.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s